lunes, 27 de mayo de 2013

Pondus

De lo que se enfrenta a mi nostalgia
como si de un futuro cierto y trágico
o maravilloso tiempo áulico sempiterno
en cuerpos de sibilas anfitrionas lúbricas.

Imagino ahora el recuerdo una intuición
y los errores aptitudes ocres y engañosas
y los ánimos precipitados empujones viles
y dudo el anhelo y la querencia.

Lloro el deseo con tres piedras
y en sus charcos tropiezo libres soñar vientos
abiertas las velas, mis ojos párpados
como una ventana de solicitudes.

De lo que se enfrenta a la esperanza
como si de un pasado cierto y trágico
o maravillosa suerte lúdica y nunca eterna
en cuerpos de caducos anfitriones áridos.


2 comentarios:

  1. Te diré algo: te leo desde hace ya un tiempo y a medida que va pasando el tiempo siento que de un minuto a otro vas a estrellarte frente a un túnel que siempre para ti tendrá sus puertas abiertas, Nuria.

    ResponderEliminar
  2. Heroína que vuela entre lluvia de piedras, asteroides llamados nostalgia, todos.

    ResponderEliminar