miércoles, 14 de noviembre de 2012

Por aquello del misterio...



Vénganme guadañas afiladas,
véndanme a dos hienas insaciables.
Y que no lo aguante.
Válgame la vida dos reales.

Y que no lo aguante
y que me saquen lo más triste
clavada mi alma llena de ojos
en los carretes de funerales intestino grueso.

Como si de un almacén embargado
aviado de viejos polvos y turistas
de subastas clandestinos torpes,
por aquello del misterio.

Tírenme a un río sin cauce
pero que lo llamen río
como a mí mujer, amante,
de donde mueran los peces.

Si es esto, si es todo esto,
que llegado el momento,
por aquello del misterio,
názcanme algas de la boca.

Si sólo, si es todo esto,
márchenme primero los orgasmos
pero que los llamen muerte.
Y después, que no lo aguante.

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. La imagen de las algas naciendo en la boca me ha impresionado. Y ese "pero que los llamen muerte" me ha desarmado. Es tan hondo, tan dramático.

    ResponderEliminar
  3. Jamás te suicidaría ni aunque mataras a mi mamá.

    Este poema si lo riego todas las mañanas se convertirá en un árbol que en cada rama tendrá niñitos vestidos de primera comunión y con la muerte en sus pálidas caritas.

    Una asombro y trece balas para que vivas en todos nosotros.

    Ay Capitán, cómo me duele ser tan humano.

    ResponderEliminar
  4. Eso es desespero de primera calidad.
    Me gustó.
    Si, me gustó... o no puede gustarme el desespero?

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mejor lo dejamos en petite mort... ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Por aquello del misterio bien merecemos ser llamadas mujeres, pero ya lo sabes, nos tirarán al río seco y nadaremos enredadas en las algas que nos nacen de la boca en mitad del arenal.
    Total, luego nos levantamos y lo versamos.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Y los llaman muerte, hermosa muerte...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. No sé porqué pero me has recordado a Valle-Inclán. Muy pasional y con un estilo que me recuerda al de aquella época. Un beso grande!!!!

    ResponderEliminar
  9. Pasionales y filosos versos.
    Nos leemos.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar
  10. La petite morte es precisamente esa dulzor llamado muerte.

    I like it.

    ResponderEliminar