miércoles, 31 de octubre de 2012

Se de nadie




Qué de mí cuando tú.
Cuándo tú.
Qué de tu qué de mí.

Qué cuando el nos sea de nadie,
de ninguno de ambos.

Cuándo de ti
y qué yo en el mientras.

De dónde te saco sin me
que atrape,
que guarde.

Sin el tú,
qué de mí.

Cómo vaciarse
el se
de quién.

Te que dejó
al verbo participio.

Moriremos del nuestro.
Después...
él,
suyo.

9 comentarios:

  1. A tu salud Capitán, morir contigo en un accidente debe ser un imposible.

    Bs.

    ResponderEliminar
  2. Moriremos del nuestro propio, eso no lo dudé jamás.
    Si se diera que hubiera de morir del ajeno te aseguro que me mataba antes de que sucediese.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Esto es lo que se dice por acá: tener el culo lleno de preguntas. Y así vamos...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Pero qué atrevida, qué baile de acentos y de trabas! Qué personal y qué bonito. Qué que de qué aquí y ahora.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

  5. Esas palabras vibran, fluyen, queman...

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Unas palabras directas y concisas... de la música diré que Max Richter es uno de los mejores compositores de este siglo, besos capitana!!

    ResponderEliminar
  7. Se me ha metido el poema entre las venas. A ver si me lo saco con cuidado.

    Beso.

    ResponderEliminar