sábado, 12 de mayo de 2012

Ocultismo


Escondo los claveles cuando llaman a la puerta
Para que al entrar no vean cómo se marchitan.
Escondo los relojes en las faldas de la mesa
Para que nadie dude que sólo puedo ir deprisa.
Escondo las cucharas en el sillón de orejeras
Para que piensen que engullo sin saborear la comida.
Escondo los ojos en los techos de grietas       
Para que al mirar no lean lo que mi boca prohíba.
Escondo los cojines en una baldosa suelta
Para que al sentarse sientan que nada me debilita.
Escondo las estufas en el hueco de la escalera
Para que al tocarme entiendan que estoy en perfecto clima.
Escondo las ventanas al fondo de la bañera
Para que no vean el Sol que hay detrás de las cortinas.

2 comentarios:

  1. "Escondo los ojos en los techos de grietas
    Para que al mirar no lean lo que mi boca prohíba." Precioso. Yo no puedo esconder nada, lo vómito todo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. disturbing and profound text Capitán!

    ResponderEliminar