martes, 1 de mayo de 2012

El Duende

Mis 'tes', eles desesperadas...
¡Las emes son mares bravos que descansan en lagunas quietas!
¿Las líneas? Las líneas desobedecen las celdas...
La tinta se me escapa como lágrimas impulsivas en papel de seda.
La letra, astuta, corre y se inclina para llegar la primera...
¡Amadas importancias!, armas blancas, cilicio sin censura mis acentos...
Márgenes rotos, sostén inútil de las piedras que cosecho.
¡Maldito aquél que excita mis versos!

1 comentario: